Uno de los puntos críticos del trabajo del laboratorio de anatomía patológica es el procesado de tejidos. Este paso va a definir si la muestra va a poder ser analizada o no. Un mal procesamiento de los tejidos puede estropear las muestras, impidiendo posteriormente hacer cortes de calidad y dando lugar a preparaciones de mala calidad que en muchas ocasiones van a impedir realizar un diagnóstico de calidad. En muchas ocasiones las muestras que se procesan son únicas, por lo que si fallamos en este paso el paciente puede quedarse sin diagnóstico o con un diagnóstico de escasa calidad.

Objetivos:

  • Conocer las técnicas de procesamiento de tejidos.
  • Nuevas técnicas de procesado de tejidos.
  • Aspectos más importantes de la microtomía.
  • Visualización de las muestras al microscopio.
  • Principales funciones del técnico superior en anatomía patológica y citología.